lunes, 2 de mayo de 2016

Escocia, 4 días de viaje por las Highlands - Parte I -



 
Hola!

Durante las vacaciones de Semana Santa, como visteis a través de las redes sociales, me fui 4 días de viaje a las Tierras Altas de Escocia, las famosas Highlands. 

 
No tengo para palabras para describir lo espectacular del viaje y de sus paisajes, antes de este viaje era una enamorada de los destinos de playa, pero después de ver una pequeña parte de Escocia, podría decir que es de los sitios más bonitos en los que he estado.


Mi resumen del viaje es este: Escocia, párate en cada sitio que puedas y disfruta del paisaje. 

La ruta la hicimos en coche, saliendo desde Glasgow pero podéis adaptarla en función de si salís desde Edimburgo.

Alquiler de coche: alquilamos con Arnold Clark, que además de tener una oferta especial de 5 días al precio de 3, nos recogen y nos traen de vuelta desde el lugar donde se alquilan los coches. Nos costó £87 los 5 días, el coche fue un Ford Fiesta que estrenamos nosotros.


Ferry de Oban a Mull: es mejor que compréis  los billetes para el ferry a Mull el día anterior,  salen desde Oban y llegan a Craignure en la Isla de Mull. Aquí podéis consultar sus horarios y precios. A nosotros nos costó £40 ida y vuelta 2 personas con coche, y tarda una hora aproximadamente. Y siempre teneis que estar en la cola del ferry mínimo 1/2 hora antes para aseguraros que tenéis plaza para el coche.

Alojamiento: los precios del alojamiento en Escocia, no son nada baratos, y en Semana Santa aun eran más caros. Nos quedamos 2 noches en Oban en el Youth Hostel (£50 cada noche) en una habitación muy amplia y privada. Y la tercera noche nos alojamos en Inverness en el hotel Kings Highway, también por £50 la noche.

Indispensable para el viaje:

Ropa de abrigo y ropa preparada para la lluvia en nuestro caso tuvimos mucha suerte y solo llovió una tarde pero en Escocia ya se sabe.
Calzado de montaña o de senderismo sobre todo porque la mayoría son zonas de campo, montaña, lagos etc.
Trípode: la mayoría de los sitios veréis que estáis solos así que si queréis tener una foto de grupo/pareja quedaran genial y mucho mejor que con un palo de selfie.

Ruta: 

Día 1: Glasgow-Oban
Día 2: Isla de Mull
Día 3: Oban- Inverness
Día 4: Inverness – Glasgow

Estos fueron los destinos iniciales y finales cada día y a continuación os voy detallando mucho mejor todo lo que hicimos.


Día 1: Glasgow-Luss -Loch Restil-Loch Fyne-Inveraray-Oban

Salimos a primera hora de la mañana de Glasgow y la primera parada fue en la orilla oeste del Loch Lomond, donde visitamos Luss y varias zonas que nos fueron gustando hasta que llegamos a Arrochar.



Desde ahí continuamos el viaje por el magnífico Glen Croe, el maravilloso paisaje del Loch Rentil y Glen Kinglas.




Seguimos hasta Loch Fyne, donde pudimos ver las famosas vacas peludas de las Highlands, a pie de carretera. En Loch Fyne es indispensable parar en Oyster Bar, un restaurante especializado en ostras y salmón. Una delicia!


Siguiente parada Inveraray, famosa por su castillo. Nosotros no lo visitamos por dentro, pero desde fuera se puede ver bastante bien, aunque sin visitar los jardines. Visitarlo desde fuera cuesta £2 si llevas el coche, pero merece la pena porque si no es una buen paseo desde el pueblo.


  
Y ya pusimos rumbo a Oban, donde de camino paramos para hacer fotos Kilchurn Castle uno de los sitios más fotografiados de Loch Awe, en nuestro caso ya se estaba poniendo bastante gris así que no se aprecia mucho, pero es un lugar muy impresionante.  Y paramos también en la Iglesia de Saint Conan’s Kirk, una iglesia bastante curiosa con vistas muy chulas a Loch Awe.


Y ya terminamos el día en Oban, donde dimos una vuelta, cenamos y a descansar.




Día 2: Isla de Mull (Tobermory- Calgary Bay)

Cogimos el ferry a las 10 am en dirección a la Isla de Mull y regresamos en el de las 16h a Oban, porque el de las 18h ese día estaba cancelado.



Mull es una isla bastante grande, y si queréis recorrerla entera lo mejor es que hagáis noche allí, nosotros no lo hicimos porque por las horas de luz no nos compensaba quedarnos. Además la mayoría de las carreteras/ caminos son de un único carril con apeaderos a lo largo del camino, hay bastantes curvas por lo que la velocidad es bastante lenta.

El recorrido que nosotros hicimos fue desde Craignure a Tobermory la principal localidad de la Isla, y fuimos parando para disfrutar del paisaje y las vistas. 


Tobermory, es un pueblecito muy pequeño y pintoresco por todas sus casitas de colores.


Después nos dirigimos a Calgary Bay, a ver su playa, que es una maravilla. El camino se hace un poco pesado con tanta curva y teniendo que ir parando para dejar pasar a otros coches, pero sin duda merece la pena. Y al igual que hacia Tobermory, fuimos parando para disfrutar del entorno.



Y estas son las fotos de la playa de Calgary, el agua en un día soleado es turquesa, pero aun así en un día gris es un lugar precioso.





Después de Calgary Bay en vez de regresar a Craignure por Tobermory decidimos ir por la otra carretera de la isla para ver las Eas Fors, pero por desgracia llovio demasiado y ya no bajamos del coche, porque se veía bastante poco.

Ya regresamos al ferry y volvimos a Oban, donde hacíamos la segunda noche.

Aquí termina la primera parte del viaje, en seguida tenéis el nuevo post con la segunda parte.

Share:

2 comentarios

  1. Menuda escapada , que envidia me das, aunque ahora necesito solecito.Bs
    http://beviresmoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Las fotos siempre preciosas! El paisaje es muy bonito.
    Besitos!
    http://lafashionnalitee.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario
Thank you so much for your comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Sin mirar a nadie | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig