domingo, 16 de junio de 2019

Un día en Belfast: que visitar




Belfast fue nuestra primera parada en nuestra ruta en coche de 3 días por Irlanda de Norte y donde hicimos también la primera noche. Podéis recordar cómo organizar un viaje por libre a Irlanda del Norte, qué ver y visitar aquí.


En este segundo post os cuento que ver en un día en Belfast, donde comer o tomar unas cervezas y cuáles son los imprescindibles.

Llegamos a Belfast muy temprano, el sábado a las 7:45 am, tras los tramites en el aeropuerto para coger el coche de alquiler, que apenas fueron 10 minutos, pusimos rumbo a la primera parada, la visita al Museo del Titanic.

Sacamos las entradas con antelación, el precio es el mismo (£19/ persona entrada) pero preferimos sacarlas antes. Nuestra hora era a las 9:30 am, aunque pudimos entrar antes sin problema.

Lo que hicimos fue dejar el coche en el parking subterráneo del Museo del Titanic, aprovechando que luego visitaríamos algunas cosas más en esa misma zona, Titanic Quarter es como se llama, es decir el Barrio del Titanic, puesto que allí se construyó. El parking desde las 9 am hasta las 14pm nos costó £6, no me parece caro y sobre todo es muy cómodo para visitar la zona.

Antes de entrar el Museo, aprovechamos que apenas había gente para hacer las fotos desde el exterior, el Museo tiene la misma altura que tenía el barco, la capacidad del museo es la misma que tenía el barco, y el exterior representa el iceberg con el que desgraciadamente chocó.








El Museo del Titanic lo recomiendo 100% y con niños aún más es 100% interactivo, muy dinámico y a la vez con un montón de curiosidades y sobre Belfast y sobre la construcción del barco.






Hay también recreación de los camarotes de primera, segunda y tercera clase.





La visita en nuestro caso fue de unas 2 horas, y como os decia un imprescindible si vais a Belfast, especialmente si el tiempo no acompaña.

Alli mismo en el Museo del Titanic, vimos unos carteles anunciando la exposición Game of Thrones: the Touring Exhibition, así que decimos acercanos, puesto que solo estaba a 5 minutos andando.

La exposición contiene el vestuario real de la serie, objetos muy destacados y conocidos, incluso los huesos de los dragones de las catacumbas. La exposición no es permanente, y estara hasta el 1 de septiembre 2019, salvo que la extiendan. La exposición es pequeña, así que en una hora aproximadamente la podéis ver. Está en una carpa al lado de los Titanic Studios, que es donde se grabó la serie.


 











El trono en el que puedes sentarte es una réplica:



Cuando salgáis de la exposición, fijaros a la izquierda, ya que veréis la reconstrucción de Desembarco del Rey para el penúltimo capitulo de la serie.




Con la entrada al Museo del Titanic, se incluye la entrada al Barco SS Nomadic, la hermana pequeña del Titanic, estuvo en Paris en los últimos años como restaurante, y ahora ha vuelto permanentemente a Belfast. Personalmente no creo que merezca la pena pagar las £7 que cuesta la visita individual, así que si tenéis la del Museo aprovechadla, sino lo vería solo desde fuera.






También cerca del Museo del Titanic tenéis estos barcos de la marina, cuando estábamos nosotros había un festival así que estaban decorados y la gente los estaba visitando, no sé si visitan normalmente.




Como os comentaba en el post de organización de un viaje a Irlanda del Norte y para fans de Juego de Tronos, han creado 6 vidrieras de colores con momentos y personajes característicos de la serie, y se encuentran repartidos en Belfast. Se llaman Glass of Thrones.

Cerca del Museo tenéis estas 3:

El Trono de Hierro


La segunda y tercera vidriera son escenas de Daenerys con el dragón y Hodor sujetando la puerta, junto con escenas en el Muro.




Desde aquí pusimos rumbo ya con el coche a nuestro alojamiento, donde aparcamos y ya nos fuimos a comer a Pizza Express y desde allí a seguir buscando las vidrieras y a ver el centro.

La cuarta vidriera está justo en frente del Ayuntamiento, Belfast City Hall.  Esta es de la casa Stark.



La quinta y la sexta vidriera, se encuentran más cerca del rio, uno en una de las orillas y el otro en una plaza. Uno es de la Sacerdotisa Roja, Melissandre y la otra es de la familia Lannister.




Después de ver las vidrieras, nos acercamos a ver The Big Fish, o el Salmon del conocimiento, una escultura de un salmón hecho a base de mosaicos cerámicos con escenas en cada uno de ellos, se encuentra junto a la orilla del Rio Lagan.








A apenas unos metros del salmón está el Albert Memorial Clock, una torre de reloj que recuerda al Big Ben, pero que además por el lugar en el que se construyó está inclinado, y ha ido inclinándose más con el paso de los años.




Volvimos a la Plaza del Ayuntamiento, no tenemos muy buenas fotos de él, porque había un mercado así que estaba lleno de puestos, furgonetas y carteles.








En uno de los laterales del Ayuntamiento se encuentra el memorial a los fallecidos en la tragedia del Titanic.



A las 5 de la tarde teníamos contratado el tour de los murales en un taxi negro, lo contratamos con la empresa Belfast Tours, el precio era de £40 el tour para 2 personas y duraba alrededor de una hora y media.

Justo enfrente del punto de recogida está este edificio, sin duda uno de los que más nos gustaron de la ciudad.





El tour de los murales, te lleva a los barrios de Falls (barrio católico) y Shankill (barrio protestante).

El tour NO nos gustó, había leido que están muy sesgados en función de quien te lo cuente, si es de una barrio u otro, pero no solo eso, me parecio un tour de enaltecimiento al terrorismo, en especial quien nos lo dio donde te contaba las virtudes del IRA y lo perseguidos que fueron.

Realmente no me parece un punto turístico y sinceramente salimos con mal cuerpo de ver murales con terroristas pintados, de ver imagenes graficas de masacres que hicieron un bando y otro.

Así que para mi es algo que no recomendaria.

Os dejo algunas fotos:




Este es el muro y la alambrada que sigue diviendo ambos barrios:





Y este paso le siguen cerrando a diario de 7 de la tarde hasta primera hora de la mañana, para evitar que pasen de un barrio a otro.




No hicimos muchas fotos, porque como os decía no nos gusto el contenido de los murales ni tampoco el ambiente de esos barrios ni del tour en sí.

Entiendo que alguien menos polarizado te lo contaría diferente y más neutral pero aún así no me parece ninguna atracción turística.

Con este sabor amargo, decidimos que era el momento de irnos a tomar algo, puesto que ya habíamos visitado lo más destacable de la ciudad, quedandonos pendiente la Catedral de Santa Ana.

Asi que nos fuimos como os comente en el post de organización y de donde comer y tomar unas cervezas en Belfast a Dirty Onion y a YardBird donde tomamos algo, disfrutamos de la música en directo y ya cenamos.




Con esto acabamos el día volviendo al apartamento a descansar.

Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario
Thank you so much for your comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Sin mirar a nadie | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig