domingo, 18 de noviembre de 2018

China: 2 días en Chengdu - Parte II-



Nuestro segundo día en Chengdu, no fue en realidad en Chengdu, sino que fuimos a visitar el Buda de Leshan, pero eso os lo contare en un post aparte.

Así que nuestro tercer y último día en Chengdu como tal, lo dedicamos a ir a visitar a los osos pandas al Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding.

Podéis recordar aquí la parte uno de lo que hicimos en Chengdu.


Como llegar a Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding

Se puede llegar en autobús desde Chengdu (en concreto desde la parada Chengdu Zoo salen autobuses), pero nosotros dado el trayecto de nuestro hotel al metro, decidimos ahorrar tiempo e ir directamente en taxi desde nuestro hotel Chengdu Lazy Bones (Wenshu) hasta el centro de pandas.

Cogimos un taxi de la calle, que iba con taxímetro. Nos costó 35 yuanes y tardamos unos 20 minutos aproximadamente.

Precio de la entrada a Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding

Aquí también hacen descuentos por estudiante, así que enseñamos nuestros carnets (el mío ya os conté en el post de consejos para viajar a China, que no era de estudiante como tal pero que me funcionó en casi todos los sitios con un truco, lo podéis recordar aquí).

El precio es de 58 CNY persona,  y con el carnet te hacen el 50% de descuento así que nos costó 36 Yuanes a cada uno.



A qué hora llegar y cuántas horas dedicar a Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding

Hay que llegar pronto porque es cuando los dan de comer y por tanto los veras más activos, jugando, peleando entre ellos y como no comiendo.

Nosotros estábamos allí a las 8:15 am y es cierto que muchos ya les habían dado de comer pero aun así los vimos en pleno movimiento, aunque también les vimos durmiendo.

En cuanto al número de horas que pasaréis ahí, lo normal pueden ser unas 3 horas, si vuestro sueño es ir a Chengdu a ver pandas, y os gustan tanto como a mi, echadle unas 4 horas muuuuuy largas :)





Un inciso sobre este centro, no es una reserva natural de animales en libertad, de manera que aunque los pandas tienen unas condiciones parecidas a las que sería su hábitat natural, al final es una especie de zoo, único para pandas (también el panda rojo), donde tratan de evitar que se extingan y también que tengan crías.

A mí me gusto la zona en la que los pandas están en un entorno más parecido a un bosque de bambú, que la parte alta del parque donde están en zonas más parecidas a lo que veríamos en un zoo en España, porque son madres con crías más pequeñas, pero en ambas partes estaban súper activos y perfectamente cuidados. Tienen también una zona con un lago que está bien para pasear, aunque nosotros solo pasamos, pero no nos quedamos allí.


Yo sabía lo que me iba a encontrar, así que no me decepcionó para nada, al contrario, me gustan tanto los pandas que fui súper feliz ese día ahí.






Que ver en Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding

Pandas, pandas y más pandas! Nosotros recorrimos el parque entero, a excepción de una parte de los pandas rojos que no se podía visitar porque las hembras estaban embarazadas y para evitar que se estresasen no se visitaba.

Os lo voy detallando en fotos, aunque solo de la camara tengo más de 500, así que elegirlas ha sido poco menos que imposible.

Los primeros osos que vimos fue un grupo de 5 que estaban muy activos y dandonse un buen festin de bambú.









Desde alli nos fuimos a ver una pareja de pandas, que uno de ellos solo movia un brazo para comer, que vago y que preciosidad!






Y cuando estabamos allí se unieron otros tres, a comer principalmente, que vida tan relajada!






Volvimos a nuestros primeros 5 pandas, que ya habían terminado de comer y estaban jugando, en foto no es la mitad de chulo que en directo,suerte que también hicimos videos!










 




Nuestra parada fue ver a unos pandas, que en este caso estaban solos cada uno y como no comiendo:











Después nos encontramos con uno de los momentos más chulos, una pareja de pandas jugando subidos a los arboles. Una estampa que en un zoo sería muy dificil de ver.







Dejamos esta parte y fuimos ya subiendo a la zona que os comentaba que era más similar a un zoo, y donde había ya crias.

Este panda era genial, solo bostezaba, se dormia, se despertaba, bostezaba y se dormia, podéis ver la secuencia! 









Y había un bebe panda en una cunita.



En esta zona había algunos solos, otros en parejas y otros (hembras) con las crias:








Esta mama con sus dos crias, eran geniales, no dejaban a la mama que lo único que quería era rascarse la espalda y estar tranquila, estuvimos muchisimo rato aquí viendoles.























Después nos fuimos a la tercera zona donde había pandas, y en este caso eran pandas más adultos sin crias.







Siguiente parada los pandas rojos, que como os decía solo se podía visitar uno de los recintos, porque el resto estaban cerrados por embarazo de las hembras.








Y antes de irnos ya nos encontramos a pandas dormidos, incluidos algunos subidos a los arboles. Una pasada! Y como veis yendo pronto están muy activos y animados!







Después de disfrutar de los pandas, nos fuimos rumbo al centro de Chengdu, a la plaza principal Tianfu Square, fuimos en taxi que cogimos a la puerta del centro de pandas, y negociando lo conseguimos bajar a 55 yuanes (nos pareció buen precio pero luego vimos que no lo fue tanto).

La plaza Tianfu es inmensa, tiene varias líneas de metro y toda el subterráneo de la plaza es un centro comercial enorme. Eso sí, cuando llegamos hacía un calor sofocante, así que dimos una vuelta, hicimos unas fotos y nos bajamos a comer y refrescarnos al centro comercial.


















Comimos en un sitio que la comida estaba bastante regulera, pero en China no siempre se acierta!

Desde allí queríamos haber ido al People´s Park, pero la lesión de mi pie seguía haciendo de las suyas, y optamos por ir al hotel en metro que ya con la caminata del metro al hotel tenía bastante para ese día, además que luego teníamos que estar antes de las 6pm en la estación de trenes ya que partíamos rumbo a Xian.

Asi que llegamos al hotel, cogimos las maletas y después de un buen rato esperando conseguimos parar un taxi (iban todos llenos) el taxi nos costó unos 30 yuanes (por eso viendo la distancia supimos que habíamos negociado mal el taxi de la mañana), nos dejó en la estación de trenes Chengdu Dong Railway Station (metro East Railway St, si vais en metro) y ya alli descansamos, compramos comida para tomar en el tren y pusimos rumbo a Xian. Salimos a las 17:56 de la tarde y a las 22 llegamos a Xian.




Pronto continuamos con las aventuras en China!




Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario
Thank you so much for your comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Sin mirar a nadie | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig