miércoles, 14 de noviembre de 2018

China: 2 días en Chengdu - Parte I -




Al organizar el viaje Chengdu era un sitio que queríamos incluir, ya que me a mí personalmente me hacia ilusión ver los pandas y aparte descubrimos que muy cerca de Chengdu estaba el Gran Buda de Leshan, así que no podíamos perdérnoslo.

Para llegar a Chengdu desde Shanghai la manera más cómoda y rápida es en avión, compramos los billetes a través de Ctrip (chequead post inicial), volando con la compañía, China Eastern Airlines.
Al comprar los billetes recibes un email con un booking reference y confirmé con Ctrip que eso es lo que necesitaba para ir al mostrador y facturar mi equipaje y obtener mis billetes.

Nuestro vuelo era a las 11:30am,desde Shanghai Pudong International llegando a Chengdu a las 14:35pm.




Cómo llegar de Shanghai al Aeropuerto Pudong International

Para ir desde Shanghai hasta el aeropuerto Pudong International, fuimos en la forma más rápida, cómoda y encima barata, que es el Tren de levitación Magnética (Maglev).

Puede llegar a superar 400km/h, aunque en nuestro caso no supero los 320km/h y sólo tardo 8 minutos, increíble!




Cómo llegar a la estación del Maglev y cómo comprar los tickets

El Maglev se encuentra en la estación de metro Longyang Rd, desde People’s Sq, la linea 2 (verde) llega directa en unos 25 minutos.

Nosotros lo hicimos de esta manera, ya que aunque la idea de ir en taxi nos parecía mejor, para evitar ir en el metro con el equipaje, no teníamos claro el tráfico que habría tan temprano por la mañana un día de diario, así que optamos por asegurarnos el trayecto con el metro.

Salimos sobre las 7:15 am, del hotel y a las 8:00 cogimos el Maglev, llegando al aeropuerto a las 8:08.



Los tickets no hace falta comprarlos por adelantado, se compran allí mismo, si solo lo vais a utilizar para un trayecto como nosotros, enseñad los tickets de avión (justificando que voláis ese mismo día) y en vez de 50 Yuanes, os costaran 40 Yuanes/ticket.

Es baratísimo y además no hay problema de sitio, y como pasan con frecuencia y tardan tan poco, no hay problema de perder el avión!.
 

Una vez en el aeropuerto, pasamos los correspondientes controles de seguridad, y nos dirigimos al mostrador para entregar el equipaje y obtener los billetes.

En el post de cómo organizar un viaje por libre a China, os cuento más detalle algunas cosas a tener en cuenta si voláis en China.

Los tramites fueron bastante rápidos, para lo que esperábamos, con unos cuantos imprevistos, pero una vez que se solucionaron ya nos fuimos a desayunar y a esperar a embarcar.

El vuelo duraba unas 3 horas y media, no tuvimos ningún problema además en el precio iba incluido bebidas durante el vuelo (agua, zumos) y una comida principal, que estaba bastante buena, aunque algunas cosas no las comimos.



Recogimos el equipaje y una cosa que nos gustó, es que antes de salir de la terminal, tienen personal que chequean tu tarjeta de embarque / y tu número de equipaje con el que va en tu maleta, de modo que se aseguran que no te llevas la maleta de otra persona.

Cómo llegar del aeropuerto de Chengdu a la ciudad


Nosotros en vista de que en metro parecía un trayecto largo, en autobús también y por comodidad, contratamos un transfer por 70 Yuanes directamente con el hostal, así que cuando llegamos nos estaba esperando allí el conductor de la furgoneta.

El trayecto fue bastante largo, se tarda normalmente unos 20/30 minutos y tardamos más de una hora por el tráfico que había, y la ciudad es muy fea siendo sinceros, llena de edificios inmensos, grises y sin nada de arquitectura tradicional.




Llegamos al hotel Chengdu Lazy Bones Hostel, en el post de alojamientos en China podéis ver con más detalle mi opinión, precios etc. sobre este hotel.

Qué ver en Chengdu en dos días

Ya que el hotel estaba cerca del Wenshu Monastery, aprovechamos para ir a visitarlo porque cerraba a las 6 el recinto y las 5 los templos y eran casi las 4:30pm pasadas. 

La entrada es gratuita, y es un monasterio budista activo dentro de la ciudad, y aunque algunos de los templos que hay dentro no pudimos verlos porque ya los iban cerrando nos gustó mucho el ambiente que había allí, había mucha tranquilidad.

Vimos a los monjes ir de un lado a otro, prepararse para su cena, y su rezo, así como tocando el gong a la hora indicada.














El recinto es bastante grande y cuando terminamos de ver la parte de los templos donde viven los monjes, ya nos fuimos a la parte de los jardines, donde se encuentra la tortuga de la longevidad, hay que tocarla para que alargue la vida, además había gente practicando taichi.

Esta zona es muy agradable para pasear, una pena no haber podido llegar antes.














Como al día siguiente nos íbamos a Leshan, y los tickets de tren los habíamos comprado por Ctrip online, pero no los teníamos físicamente y ante la duda de si al día siguiente tendríamos mucha cola para cogerlos, decidimos ir después de visitar Wenshu Monastery a la estación South Railway Station para coger los billetes del tren del día siguiente. Nos costó 3 yuanes / persona el trayecto. En el post de cómo organizar un viaje por libre a China os detallo el tema de los tickets de tren.

Si no hubiéramos ido a coger los billetes habríamos ido a Wu Hou temple directamente, así que tenedlo en cuenta para vuestra planificación, aunque viendo las colas que habia que eran pequeñas no hubiera hecho falta, pero en China nunca se sabe!

Desde Chengdu South Railway Station, fuimos en metro a una parada “cercana” a la zona de Wu Hou temple, el parque que le rodea y donde está la famosa calle Jinli. Y digo cercana, porque estaba bastante lejos y mis pies y mi lesión lo iban notando, la parada era Gaoshengqiao en ingles.

Como era de noche y en el parque no se veia apenas, nos fuimos directamente a Jinli. La calle Jinli, es chulísima toda con sus farolillos, música en directo, miles de tiendas y puesto, infinitas tiendas de especias y como no de la famosa guindilla de Sichuan. Sichuan es la región a la que pertenece Chengdu y es conocida por ser una de las zonas con la comida más picante del mundo y su símbolo son 3 guindillas.





Comer en Jinli St. y en Chengdu, es más complicado que en otras zonas precisamente porque todo pica muchísimo, nosotros cenamos unos wraps en uno de los puestos y estaban ricos, pero picaban mucho.







Desde aquí cuando terminamos pusimos rumbo al hotel, en este caso y para evitar la caminata hasta el metro fuimos en autobus, por 1 yuan, le cogimos en la puerta de Jinli Street y nos dejaba al lado del hotel.



Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario
Thank you so much for your comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Sin mirar a nadie | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig