viernes, 2 de noviembre de 2018

China: Que visitar un día en Xitang





Cuando decidimos que visitaríamos Shanghai en nuestro viaje de 15 días por libre en China, queríamos visitar algunos de los llamados pueblos del agua, que son ciudades o pueblos que se encuentran relativamente cerca de Shanghai ya sea en tren o en autobús.

Algunas personas visitan Suzhou o Hangzhou, pero nosotros no queríamos visitarlas ya que son muy grandes y puede compensar alojarse allí e invertir más tiempo, como en nuestro caso estábamos en Shanghai y no queríamos alojarnos en otro sitio, decidimos visitar Xitang.

Xitang es un pueblo del agua, famoso debido a películas como Misión Imposible, pero también por lo auténtico del mismo, lo bien conservado que está y lo precioso que es.




Como llegar a Xitang en transporte publico

Antes de ir a China nos informamos sobre cuál era la mejor forma de llegar a Xitang y era en autobús. Hay dos tipos de autobuses, uno el autobús de línea o regular, que salen con más frecuencia, y otra es en el autobús turístico que sale a una determinada hora y vuelve a una hora en concreto, ambas opciones salen además de diferentes estaciones por lo que tenedlo en cuenta si queréis ir a Xitang.

Nosotros por comodidad y flexibilidad decidimos ir en el autobús regular.

El autobús sale de la estación  de autobuses South Long Distance Bus Station, y se encuentra en la parada de metro Shanghai South Railway Station, el trayecto en metro nos costó 4 Yuanes/ persona. Una vez salgáis de los tornos del metro, no tenéis que subir a la superficie (nosotros sí porque nos equivocamos), simplemente seguid los carteles donde pongan Coach, allí mismo al final están las taquillas.

Llegamos en torno a las 9 de la mañana, llevábamos el nombre escrito en chino, se lo enseñamos a la chica de la taquilla y nos indicó que el siguiente con plazas era a las 10:13, así que los compramos y esperamos arriba en la estación. El precio del autobús a Xitang fue de 36 Yuanes/ persona solo ida. Como no sabíamos a qué hora íbamos a volver la vuelta la compramos en Xitang. Como os comentaba en el post sobre cómo organizar un viaje a China por libre, llevad el pasaporte siempre con vosotros, porque para comprar billetes os los pedirán.


El trayecto de Shanghai a Xitang duró hora y cuarto aproximadamente (porque había unas obras en la salida y tuvo que dar un rodeo), allí deberíamos haber preguntado a qué hora volvían los autobuses a Shanghai y haber comprado los billetes, porque hay a dos estaciones y cuando los cogimos por la tarde tuvimos suerte de pillar plazas para el último que por suerte era South Long Distance Bus Station, la hora de salida fue a las 16:45, así que como veis acaban pronto.

Cuando salimos de la estación de autobuses de Xitang hay que ir a la calle principal y de allí a la izquierda hacia Xitang Ancient Town, a unos 10 minutos andando.




Precio entrada a Xitang

Una vez allí están las taquillas donde se sacan las entradas, nos hicieron descuento de estudiante así que nos costaron 50 Yuanes/ persona te da acceso a lo que llaman el Scenic Spot y una serie de templos y museos que hay por en distintos puntos de la ciudad. Detrás de la entrada tenéis el mapa, aunque apenas se lee y está en chino, pero en distintos punto de la visita tenéis estos mapas, donde los nombres principales si que están en ingles y así os podéis orientar mejor.


Dónde comer en Xitang

Nosotros comimos dentro del recinto turístico, y aunque el sitio donde comimos fue genial y nos encantó, encontrar un sitio para comer no fue sencillo. Preguntamos en 2 o 3 sitios y no nos quisieron atender, supongo que al ver que éramos extranjeros y que no nos iban a atender en ingles prefirieron que no. Luego había algún sitio que no terminaba de convencernos, incluidos algunos con los escorpiones fritos, porque al no saber lo que era, y no poder hablar pues optamos por seguir buscando.

Y encontramos de hecho, el sitio que buscábamos, porque habíamos visto que en Xitang se hacen unos noodles de manera tradicional, a base de pasarlos por unos coladores, golpearlos y además son casi transparentes, así que según encontramos el sitio, ya no buscamos más. El precio era de 20 yuanes el bol de noodles. Le pedimos que fuera no spicy, como no nos entendía le pedí que saliera conmigo fuera del local ya que allí era donde lo tenía apuntado en inglés y chino y ya al leerlo lo entendió y estaban buenísimos, una de las mejores comidas del viaje.






Que visitar en Xitang 

Nada más pagar las entradas, y salir del recinto, hay un lago y dos posibles caminos para llegar a la zona que se visita con entrada, uno a la derecha y el otro a la izquierda por el puente al lado del lago. Coged ese camino sin duda es precioso y apenas hay gente. La gente se va por la derecha que es el que llega más rápido a Xitang Ancient Town, pero dejadlo para la vuelta y aprovechad e ir por el puente.



El paseo es precioso, muy bucólico y con un montón de rincones preciosos, casas, algunas son alojamientos (no sabíamos que nos podíamos alojar en Xitang, pero de haberlo sabido nos habría encantado pasar una noche allí, para haberla visto iluminado).






 
















Una vez que terminamos de visitar esta primera zona, ya llegamos a la zona en la que tienes que presentar la entrada y allí pasamos el resto del día, paseando, haciendo mil fotos, perdiéndonos por las callecitas con sus farolillos rojos… además  está ambientado como era antiguamente y se pueden ver en las barcas tradicionales, que también puedes contratar para dar un paseo en ellas (aunque nosotros no lo hicimos). Es cierto que es turístico y tiene también muchas tiendas y comercios pensado para el turista, pero no por ello tiene menos encanto, al contrario.























La zona principal es donde veréis más gente y donde están los dos principales puentes y comercios, pero después si callejeáis veréis calles con muchísima menos gente, y donde además nos sorprendió encontrarnos con muchos bares con música en directo, la verdad que ojala hubiéramos pensado alojarnos en Xitang, porque una noche cenando ahí con la música en directo y los farolillos encendidos tiene que ser precioso.























Y con esto termino nuestra visita a Xitang, no visitamos los museos y templos que incluía la entrada, salvo un par, ya que nos apetecía disfrutar del exterior y los que nos vimos nos parecieron muy normales.

Volvimos por el camino que al principio os contaba, donde no tiene el encanto ni comparable con el camino de ida, son  principalmente calles con casas bonitas y tiendas de souvenirs.

Y ya nos fuimos a la estación donde como también os comentaba arriba, tuvimos suerte de tener billetes para el último autobús. 

Al llegar a Shanghai ya nos fuimos al hotel a descansar, ducharnos y salir a cenar.


Ah! en Xitang, hacia calor, mucho calor!













Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario
Thank you so much for your comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Sin mirar a nadie | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig