domingo, 3 de marzo de 2019

China: 5 días en Pekin, Ciudad Prohibida


Y la última etapa del viaje fue Pekin, donde pasamos 5 días, uno de ellos para visitar la muralla, os lo iré contando en diversas entradas, porque Pekin dio para mucho.

Llegamos a Pekin, procedentes del tren nocturno de Pingyao, a las 6 de la mañana, y a esa hora ya el metro estaba abriendo.



Salimos de la estación de tren y fuimos a las taquillas donde se compra el abono de metro, cogimos la tarjeta IC Card y nos costó 20 yuanes a cada uno (dinero que te devuelven), esta tarjeta tiene la ventaja es que los trayectos en el metro y autobuses salen más económicos y ademas simplemente con recargarla sirve ahorrando colas para sacar tickets individuales. Aunque viendo nuestro problema para devolverla, ya que no lo aceptan en todas las estaciones y que al final nos la trajimos de vuelta, perdiendo así el dinero de fianza y lo que quedaba en la tarjeta, pues tenéis que ver si os compensa.





Una vez en el metro cogimos la línea azul en Beijing Railway Station, cambiando en Chaoyangmen hasta nuestra parada Dongsi, la cual se encontraba bastante cerca del hotel. En el metro veréis carteles similares a este con imagenes y en chino e ingles los nombres de las principales estaciones con atractivos turísticos.


Cuando salimos del metro y pusimos rumbo al hotel, tuvimos un momento pánico porque en la misma calle hay 2 hoteles que se llaman casi igual aunque no lo sabíamos, y preguntamos en el primero, creyendo que era el nuestro y el chico nos dijo que no tenía ninguna reserva a nuestro nombre. Menos mal que nos supo explicar de dónde venía la equivocación y ya fuimos al otro hotel.

Como era bastante temprano, nuestra habitación no estaba lista, pero el chico nos ofreció la posibilidad de pagar más por una habitación más grande que si estaba libre. Y por supuesto que lo pagamos. Así aprovechamos para descansar y ducharnos antes de ir a visitar la ciudad.


El hotel como os comente el post de alojamientos en China, se encontraba en un hutong tradicional y con una localización muy buena.
 

Salimos y debido a la confusión que tuvimos con el primer hotel, nos equivocamos en la dirección a la que ir al metro, nos dimos cuenta cuando no veíamos el metro y ahí ya buscamos el más cercano, pero acabamos andando casi 2 manzanas más, eso puede parecer poco, pero en China es una burrada.

Ya en el metro, pusimos rumbo a la Plaza de Tiananmen, nos bajamos en la parada Tiananmen East, donde una vez fuera del metro hicimos la cola de acceso a la plaza.



Importante, tenéis que llevar el pasaporte si queréis acceder a la plaza, ya que necesitan chequear que tengáis el visado. Os chequearan también vuestras pertenencias.

Nosotros no visitamos ese día la plaza como tal, ya que es enorme y nos apetecía hacerlo otro día terminando en Qianmen.



El Mausoleo no teníamos intención de visitarlo, así que si vais informaros de los horarios y días que abren, ya que solo son un par de horas ciertos días.
  
Primero fuimos a la famosa Puerta de Tiananmen, que es la que da acceso a la Ciudad Prohibida. Yo de haberla visto en fotos me la imaginaba literalmente en la plaza no a un lado con la carretera en medio, lo que hace que se tenga menos espacio, pensaba que podías acercarte más, pero esta todo bastante vallado y restringido para que no te acerques. 

De hecho no se accede por esa puerta sino por los accesos subterráneos que tiene la plaza.
 





Una vez ya dentro del recinto que da acceso a la Ciudad Prohibida fuimos a sacar las entradas, de verdad que no se si ha sido suerte, pero no hemos tenido colas en todo el viaje y en Pekin que esperábamos mucha cola, no había nadie en la taquilla.

Sacamos las entradas a la Ciudad Prohibida con carnet de estudiante y nos costaron 20 yuanes a cada uno, y pasamos seguidamente el control.









Fue pasar al primer recinto y empezar a alucinar con la dimensión y con todo lo que nos íbamos a encontrar.

Es cierto que es de los sitios donde más gente ahí, pero si te vas por los laterales veras mucha menos gente.







Nosotros lo recorrimos en línea recta cruzando patios y luego en algunos nos íbamos a los lados o nos salíamos del recinto a ver los alrededores o a subir por algunas zonas con muralla.

Pero puedes quedarte 2 días y no haberlo visto entero así que no os preocupéis!







 





Como veis una vez que te alejas de la linea recta por donde van los grupos apenas hay gente, así que saliros un poco de la ruta!













Luego como os decía nos fuimos por una parte en la que subiendo unas escaleras teniamos unas vistas preciosas de los tejados de la Ciudad Prohibida.








Hay un momento que parece que ya se acaba, pero al contrario aparecen más halls y patios y salidas hacia los lados para visitar las partes de fuera.

Es tan impresionante lo que las dinastías fueron capaces de construir, que no hay foto que lo describa, hay que verlo en persona.
















Pasamos allí 4 horas aproximadamente, pero o no los encontramos o no vimos que hubiera sitios para comer, solo cafeterías con helados (que por supuesto compramos) así que decimos irnos cuando llegamos al final para poder comer fuera del recinto.

Como la Ciudad Prohibida tenía tantas cosas por enseñar, he preferido hacerlo solo en una entrada, así que en la próxima os contaré lo que hicimos el resto del día.
Share:

1 comentario

  1. Hola:

    Hablas de descuento con carnet de estudiante. He estado mirando y parece que esos descuentos ya no los aplican en China. ¿Este descuento en la Ciudad Prohibida fue ahora, en 2019? ¿Es el único sitio que visitasteis con descuento de estudiante o hubo otros?

    Gracias

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario
Thank you so much for your comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Sin mirar a nadie | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig